El avance tecnológico ha absorbido todas las áreas profesionales en la que el ser humano ha adquirido y desarrollado conocimientos, haciendo que las viejas y rudimentarias pcticas o los conocimientos base para el desarrollo de nuestro conocimiento tecnológico actual se vayan quedando insipientemente en el tiempo dado que la tecnología ha buscado innovar y mejorar los procesos que abarca cada disciplina de las ciencias. Tal es el caso, de cómo la informática ha arropado los procesos de interpretación, cuantificación y análisis geológicos de los recursos minerales encontrados en nuestra tierra y cómo estos pueden ser explotados de forma más eficiente, rentable, sostenible con el medio ambiente, la sociedad y con niveles de exigencia y dificultad mucho mayores. 

La forma en la que se hacen hoy día muchos procesos de interpretación geológica dista mucho de cómo eran en sus inicios o quizás de cómo eran diez años atrástanto ha sido este avance que no deja cabida a que mentes retrogradas defensores de las viejas prácticas apelen y cuestionen el hecho de volver a las sendas antiguas del conocimiento, aún cuando el desarrollo que hoy tenemos lo debemos a las prácticas originarias. Es asombroso ver como se pasó de la brújula y el clinómetro a poder medir rumbo y buzamiento de un plano estratificado con un instrumento multifuncional como el teléfono celular, reemplazando aún la rutinaria libreta de campo por mediciones en tiempo real cuyos datos son almacenados como mínimo en discos duros sin hablar del uso actual de almacenamiento de datos en la nube.  La cartografía geológica pasó de ser almacenada en planos de papel cuya utilización e interpretación estaba restringida a las condiciones propias del plano a la capacidad de tener almacenada, modelada y totalmente disponible para efectos de interpretaciones, grandes extensiones de terrenos o áreas de interés de forma local, regional y hasta internacional. 

Basado en esta premisa, se han desarrollado una gran cantidad de herramientas y aplicaciones informáticas de libre acceso o bajo licencias que aportan un sinfín de números de beneficios para las mejores prácticas de los procesos de interpretación y modelamiento de elementos geológicos, que permiten la caracterización y estimación de recursos minerales con mayor precisión y menor incertidumbre y mientras más sean los retos y dificultades, mayor será el avance en materia tecnológica para afrontar los desafíos y retos que requieren día a día quienes se encargan de llevar a cabo estas interpretaciones y modelamiento.  

En línea con lo descrito anteriormente, es de suma relevancia exaltar la labor filo académica de quienes disponen de su tiempo, esfuerzo y recursos para hacer llegar a las diferentes casas de estudio las mejores prácticas y avances tecnológicos relacionado con el saber científico, así como la forma en la que hoy se llevan a cabo los diferentes procesos industriales con tecnología de vanguardia. La integración de la academia con el sector tecnológico empresarial permite el desarrollo integral de la población estudiantil forjando profesionales con un mayor background y fortaleza profesional al momento de enfrentarse al campo laboral.  

Todos los que hemos desarrollado carreras universitarias sabemos la importancia que tiene esta integración (academia – empresas tecnológicas relacionadas), y como puede marcar y hacer la diferencia en las vidas de los futuros profesionales, por ello, es importante descartar la labor que PROMINE, INC ha desarrollo al establecer convenios más de 33 universidades de todo el continente americano, en aras de que los futuros profesionales de la industria minera global puedan saber cómo se desarrollan y ejecutan actualmente los procesos de trabajos ligados a las futuras posiciones que ocuparán dentro de la industria, convirtiéndolos así en profesionales mucho más competentes y cualificados. 

Ninguna casa de estudio sea publica o privada puede quedarse atascada en el tiempo, es necesario que si no existen estás iniciativas por parte de quienes ostentan el control y son dueños de los avances tecnológicos, sean las universidades quienes tomen las iniciativas pertinentes para estar a la vanguardia tecnológicas y permitirles a su gremio estudiantil y docente fortalecer las áreas del conocimiento técnico industrial.  

 

Referencia bibliográfica: 

Pozo Antonio, José Santiago, and Jessica Piñeiro. “Estudio Práctico De Geología Empleando Software Libre.” Revista De Formación e Innovación Educativa Universitaria, 2013, pp. 216–224.