El método de Modelado Implícito es una manera rápida y automatizada para formar superficies a partir de leyes, discontinuidades y alteraciones directamente a partir de datos geológicos. Este comando ayuda a usuarios a crear un modelo desde el punto de contacto de una propiedad definida a cualquier otra propiedad que se adjunta en un sondaje diamantado, por ejemplo, la litología.